Encuentros y Desencuentros


Todo início, un encuentro. Todo fín, un desencuentro. Un dia escuché la historia de um tren. Personas que subían y bajaban en las estaciones. Algunas quedaban en el tren hasta el final de la línea. Otras bajaban en la primera estación. Y era un va que viene, personas que conocíamos, una afinidad única, un aprendizaje maravilloso, pero bajaban pronto. Otras quedaban, observando a la distancia, por la ventana, medio nublada del tren…. Algunos vagones un poco llenos, otros asientos ocupados. Bulla, confusión… otros vacios, soledad, silencio, reflexión.


Mi encuentro con Francisco marcó mi vida. Fue rápido, Lunes: primer encuentro, Miércoles: enamorado. Un mes después, estaba en Ecuador de vacaciones. Tres meses después, casada, viviendo en Ecuador, mi nuevo hogar.

5 años después, mi desencuentro con el también fue rápido. Viernes: un día de planes para el fin de semana, planes que nunca se realizaron. Fue como un tren.. el bajó antes de llegar a mi estación final…

Pero el tren debería seguir…

Fue a partir de ahí que empecé a reflexionar sobre los encuentros… y los desencuentros… y empecé a observar las relaciones…

Un día, uno de mis mestres en esa vida terrena me dijo que atraemos la energía de las personas que fluye con nuestra propia energía. Y son esas personas que encontramos y se conectan con nosotros. Ellas llegan en la hora exacta, nos trae aprendizajes, situaciones en que, si estamos listos, aprendemos. Si no estamos, dejamos pasar por alto. Pero siempre estamos encontrando y desencontrando…

Aprendí a reconocer mi energía, reflexionar sobre esos encuentros y abrazar cada oportunidad de aprendizaje. Abrí mis ojos para una vida más real.

Nos encontramos en el próximo vagón…

“O trem que chega


É o mesmo trem da partida


A hora do encontro


É também de despedida


A plataforma dessa estação”

Comentários

  1. ---LO PROMETIDO ES DEUDA---

    Y aunque a veces uno siente que se bajó del tren acertado, la pregunta redunda en la cabeza... el tren nos lleva o nosotros vamos al encuentro de ese tren?? nos acomodamos en sus vagones o nos lanzamos a sus rieles?? si subimos a ese tren ocurren más preguntas... un tren siempre tiene un destino final... me bajo en la última estación?? o quizás antes, por temor a ese destino final??

    Y pienso un poco más y termino siempre enredado en la vida, enamorado completamente de sus tonalidades de sus altibajos y...

    Aunque en la cima se advierte el horizonte, siempre desde el suelo verás el infinito...

    Como el alma del mismo Dios, profundo infinito que nos invita a soñar, a volar, a vivir... y es que la vida es así, traviesa como una enredadera trepando por la ventana de una casa, tan inmóvil como la conciencia de un asesino, tan perfecta como el príncipe azul y tan llena de errores como cualquier mortal... y así mismo es el hombre (o la mujer)... ambos hechos de vida, ambos muertos en vida si lo desean... pero tan hermosos como ella... las metáforas son para interpretarse, la vida es una mera interpretación de una metáfora... tus deseos son a la vida lo que las estaciones al tren... y esas estaciones me hacen recordar a Kundera en su obra maestra: "La insoportable levedad del ser"... una de mis citas preferidas sobre el sexo, o la vida, o el amor, o el ser humano es: "Hacer el amor con una mujer y dormir con una mujer son dos pasiones no sólo distintas sino casi contradictorias. El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien (este deseo se produce en relación con una cantidad innumerable de mujeres), sino en el deseo de dormir juntoa alguien (este deseo se produce en relación con una única mujer)."...

    y la vida es eso...

    Puedes vivirla con muchas pasiones o vivir una sola apasionadamente... al final de cuentas... tú decides...

    Por mi parte trato siempre de estar en la cima divisando el horizonte para luego lanzarme al abismo y llegar al suelo para disfrutar del infinito.


    Que rico hubiese sido conversar con un café.

    Besos,

    Luis Fernando

    ResponderExcluir

Postar um comentário

Postagens mais visitadas deste blog

Navegante por esses mares...Caravelas....

O ciclo das rosas